Cosmetología – Cómo comenzar a trabajar profesionalmente

Estándar

Terminar de estudiar una carrera siempre genera mucha incertidumbre a la hora de insertarse en el mercado laboral.  Y claro está, que la estética no es la excepción a la regla.

Afortunadamente, al ser un rubro en constante expansión y crecimiento desde hace años y que lo seguirá siendo, tenemos diferentes y variadas opciones que nos permiten probar y adaptar el trabajo a nuestra necesidad y posibilidades.

Si tengo que ser honesta, en base a mi experiencia, probar con todas las opciones o al menos algunas de ellas, desarrolla mucho tu conocimiento y te permite finalmente decidir con seguridad cual es el espacio o modalidad de trabajo que se ajuste más a tu búsqueda.

Muchos lugares de formación tienen bolsa de empleo que le permiten a uno, una llegada un poco más directa a un posible primer trabajo, ya que muchos empleadores piden gente a estas escuelas, porque conocen la calidad de formación que tienen y confían en ella.  Esto nos da la chance de no sentirnos tan presionadas, tanto en la entrevista como los primero días de trabajo. Recuerda que si estudiaste, tienes el conocimiento, solo te falta un poco de práctica.

 

cosmetologia-formacion

5 MANDAMIENTOS DE LA BUENA PROFESIONAL DE LA ESTÉTICA

  1. Ante todo respeto por la salud del paciente, muchas veces escuchamos o sentimos que nuestra profesión no es muy reconocida como tal, o se cree que es algo sencillo y superficial, pero esto no es así, trabajamos mejorando la salud de la piel del paciente, por eso es nuestra misión principal, trabajar con respeto a la salud de cada persona que uno va a atender.  La gente percibe esto y esos son los primeros pasos para convertirte en una excelente profesional y no ser una más del montón.

2. Amor, pasión y vocación por lo que se hace, es una profesión que a lo largo de los años y las horas de trabajo, puede producir mucho desgaste físico, pero como en todas, cuando uno ama lo que hace no siente que estuviera trabajando. Claramente esto pasa con cualquier carrera  y/o  profesión, siempre que puedas elegir, elige hacer lo que ames.

3. Tener claro que nunca lo sabremos todo, la estética se actualiza y moderniza constantemente, surgen factores que van condicionando o modificando las diferentes afecciones que solemos tratar, no era el mismo daño el que producía el sol hace 20/30 años que hoy, nuestra alimentación ha cambiado, el estilo de vida va cambiando a lo largo de los años y por eso es importantísimo estar abiertos a aprender constantemente, a animarse a probar con cosas nuevas pero no improvisar con el paciente (siempre prueba lo que sea de confianza, laboratorios o marcas de aparatología reconocidos, tratamiento probados a lo largo de un tiempo, etc). Si vamos a experimentar, primero que sea con nosotros mismo pero nunca con el paciente.

4. Conoce tus limites, a lo largo de tu carrera vas a ver que van a aparecer ofertas de tratamientos “mágicos o milagrosos” para que puedas ofrecer a tus clientes, muchas veces éstos son mentira, otras verdad pero son prácticas exclusivas para médicos, no compres todo lo que te ofrecen, asesórate bien antes, consulta con colegas, no te guíes solo por lo que te dice quién te quiere vender algo, recuerda que muchos cosas puedes ser peligrosas si no están realizadas por quien corresponde, en estos casos, claro está que uno muchas veces uno peca de inocente, y esto luego, a la hora de llevarlo a la práctica, nos puede convertir en malas profesionales de la noche a la mañana, recuerda que una verdadera mala experiencia con un paciente puede tirar por la borda la reputación que fuiste construyendo a lo largo de los años.

5. Se generosa y humilde con el conocimiento, creer que sabes todo y no compartirlo, no te va a convertir en una mejor profesional, piensa que muchas veces hasta una compañera de trabajo puede compartir contigo algo que te sirva para perfeccionarte cada vez más, ten en cuenta que para eso hacen faltan varios factores y no es algo que se construya en unos meses, eso te lo da los años.

 

cosmetologia-trabajo

Qué opciones tengo a la hora de empezar a trabajar?

La pregunta que todos nos hacemos a la hora de tener nuestro título y matricula profesional en mano.  ¿Y ahora qué hago? ¿Cómo empiezo a trabajar en cosmetología y estética?

En mi experiencia pase por todas, y me siento orgullosa de ello, ya que empezar desde lo más básico,  me permitió poder ver que amo esta profesión y que elegí un rubro que me iba a permitir crecer prácticamente hasta donde una quisiera. Sky is the limit

Creo que a lo hora de empezar todos nos sentimos igual, bastante perdidos, con mucho dinero invertido en formarnos y muchas veces poco resto económico como para invertir y poder empezar a trabajar de manera independiente.

Si te sirve de aliento, te cuento que en mis comienzos yo estaba igual, y cuando uno empieza a pensar en todos los productos que va a necesitar ya que uno no nos vale para todos, el precios de los equipos, mobiliario necesario, etc, creemos que es una misión imposible, pero esto no es así, como todo, no es fácil pero sí se puede, con paciencia, perseverancia y calidad en tu trabajo.

Antes de empezar, practica, practica y sigue practicando, no pienses en el dinero en un primer momento porque estarás empezando con el pie izquierdo, piensa en estar segura de lo que vas a hacer a la hora de empezar a atender de manera profesional, si eres buena en lo que haces, el dinero seguro llegara, en compensación a tu buen trabajo.

Entonces, ese el momento en el que nos sentamos a hacer una lista de las personas con las que vamos empezar nuestras prácticas de manera independiente, familia, amigos, conocidos, colegas que quieran también practicar y hacer intercambio, etc.  Claramente nos tocará atenderlos de manera gratuita en un comienzo, a cambio de ganar mayor confianza y el tiempo adecuado para llevar a cabo cada tratamiento.  No te preocupes si un tratamiento pensado para ser realizado en 45 minutos al principio te lleva dos horas, eso nos pasó a todos.  Para eso lo estás haciendo, para que no te pase esto en tu primer día de trabajo, ya que, por ejemplo, en un centro de estética o clínica médica, un atraso de esa dimensión podría representar un caos en la agenda de turnos de ese día.

 

productos-cosmetologia

Qué productos básicos debería tener para empezar a trabajar?

  • Productos de higiene de la piel uno para pieles normales a secas y otro para pieles mixtas y grasas
  • Exfoliante, hay algunos muy versátiles, de acción más suave si se trabaja con la piel húmeda (ideal para trabajar pieles secas o sensibles) y más abrasiva si trabaja con la piel prácticamente en seco (para pieles grasas o muy gruesas y resistentes).  Trabájalo  a conciencia y con los cuidados que cada piel necesite, pero muchas veces, en un comienzo,  este paso nos permite acercarnos a los resultados de la punta de diamante (salvando las distancias, por supuesto)
  • Algunos ácidos (mandélico, lactobiónico, glicólico, etc) te recomiendo al menos uno suave y uno intermedio, siempre dentro de las concentraciones y ph correspondientes y autorizados para cosmetología/cosmiatría.
  • Un producto específico para cada tipo de piel (crema, emulsión, gel), pensado como producto de cierre de tratamiento. Uno por cada biotipo cutáneo y alguno anti age (rico en ácido hialurónico, dimae, etc)

Si hay algo que nos encanta a los profesionales de la estética es comprar productos y probarlos todos, y en honor a la verdad, no me parece mal, no deja de ser otra forma de seguir investigando, pero en un comienzo te recomiendo prudencia a la hora de comprar compulsivamente, sobre todo si tu presupuesto tiene un límite pero además del dinero si todavía no tienes la clientela suficiente para ir utilizándolos, no te olvides que los productos tienen fecha de caducidad, porque tendrás que terminar tirándolos.

En un comienzo, comprar de manera inteligente te acercará cada vez más a tu primer equipo de electro estética.

Recuerdo que cuando yo empecé soñaba con tener mi primer equipo de microdermoabrasión con punta de diamante,  y me parecía inalcanzable, considerando todo el resto de cosas que iba a necesitar.  Pero si hay algo que tiene esta profesión es mucha nobleza y agradecimiento por parte de nuestros pacientes, nunca te olvides que en muchos de los casos el autoestima de nuestros pacientes es el motivo por el cual deciden inicialmente empezar un tratamiento con nosotros, y que nosotras amamos lo que hacemos, por lo cual, de esa combinación, solo puede resultar algo muy bueno, una profesional orgullosa de ver los cambios y la evolución lograda a lo largo del tratamiento, y un paciente feliz de haberse decidido a empezar un día y por habernos elegido, esto además de la satisfacción personal de ambos, seguro generará también la recomendación de nuestros servicios por parte de nuestro paciente y ahí, sin inversión en marketing y publicidad empezarás a crear tu clientela y reputación profesional.

 

cosmetologia-herramientas

Qué opciones tengo para trabajar en estética? Pros y contras de cada uno

TRABAJAR  A DOMICILIO

PROS:

  1. No te impone un límite de edad como suele pasar a veces cuando uno busca trabajo en relación de dependencia
  2. Flexibilidad horaria máxima
  3. Posibilita combinarlo con otro trabajo
  4. No implica más gastos que lo materiales de trabajo y viáticos (aunque estos últimos te recomiendo que los contemples en el precio que vas a cobrar)

CONTRAS:

  1. Dificultad para saber cuánto vamos a estar en cada domicilio, al no ser el territorio de uno no es tan fácil manejar los tiempos, si el cliente no se da cuenta, el maneja el tiempo de la visita, y esto podría generarnos un atraso si tenemos otro paciente en poco tiempo y/o trabajar apuradas a raíz de esto y querer llegar a horario a nuestra siguiente cita.
  2. Es un poco incómodo para trabajar ya que uno tiene que adaptarse a la disposición y posibilidades de cada casa.
  3. Se pierde mucho tiempo (y por lo general es lo que más cansa) en trasladarse de un lado a otro.
  4. Depende un poco del país en el que vivas, muchas veces no genera mucha seguridad ya que uno tiene que entrar a casas y muchas veces en barrios desconocidos.

TRABAJAR EN TU CASA

PROS:

  1. También te permite trabajar a cualquier edad
  2. Flexibilidad horaria absoluta
  3. Posibilita combinarlo con otro trabajo
  4. No tienes un jefe, si eres de los que no les gusta esa idea
  5. Conoces muy bien el lugar en el que te estas desarrollando, esto te permite trabajar cómodamente
  6. Una opción económica, muy buena para empezar si dispones del espacio

CONTRAS:

  1. Sobre todo en un principio, no deja de ser gente extraña entrando en tu casa.
  2. Si uno no vive solo condiciona un poco el funcionamiento orgánico de nuestra familia
  3. Para algunos es un poco invasivo para la privacidad
  4. Puede que no se respeten tanto los horarios acordados ya que la gente sabe que en definitiva, uno ya está en su casa
  5. Implica tener todos los días de la semana, no solo el gabinete de trabajo en condiciones para recibir gente, sino que esto se extiende prácticamente a todo el resto de la casa.
  6. Puedes llegar a sentirte un poco encerrada ya que si tienes mucho trabajo, prácticamente no saldrías de tu casa.

TRABAJAR EN UN CENTRO DE ESTÉTICA

PROS:

  1. Trabajo fijo
  2. Ideal para incorporar un buen ritmo a la hora de trabajar, claramente atenderemos a más personas que en nuestra casa, y esta práctica es la mejor para incorporar a la velocidad necesaria y para respetar también los tiempos de cada paciente.
  3. Trabajar en equipo y no de manera tan solitaria como cuando uno trabaja independientemente
  4. Interactuar con una gran variedad de clientes
  5. Intercambiar conocimientos y técnica con tus colegas

CONTRAS:

  1. La exigencia física suele ser la más dura de todas ya que sin dudas en nuestras casas o a domicilio jamás veríamos por día la cantidad de clientes que suele manejar un establecimiento.
  2. Diría que el resto de las contras dependerá del centro de estética donde uno trabaje y condiciones laborales que este ofrezca.

TRABAJAR CON MÉDICOS

PROS:

  1. Trabajo fijo
  2. Aprendizaje súper enriquecedor ya que posiblemente ahí veras casos que no nos llegarían a nosotras al gabinete particular
  3. Realizar prácticas y tratamientos que no podemos hacer de manera independiente ya que solo se pueden hacer bajo acompañamiento médico

CONTRAS:

Dependerán principalmente del lugar donde se trabaje.

 

En definitiva como decía al principio, las opciones son varias, solo tienes que organizarte, pensar, decidir y empezar.

Si tu plan es trabajar en tu casa o en un gabinete particular posiblemente te sea útil mi post de como equipar tu gabinete de estética.

Espero que la info te haya resultado útil, y recuerda que puedes contactarme para cualquier consulta o si quieres contarme tu proyecto, que sin duda, estaré encantada de ayudarte en lo que pueda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s