Emprendedores Cubanos – Servicios de Belleza en La Habana

Estándar

Recorriendo las calles de La Habana me encontré con emprendedores que con mucho esfuerzo y perseverancia lograron poder ofrecer una amplia variedad de servicios en el rubro de la belleza intentando cubrir todas las necesidades y generando fuentes de trabajo.

Principalmente la peluquería, la barbería y los servicios de uñas para manos y pies son los que más abundan.

Si bien ya conocemos el trabajo duro y dedicación que representa emprender un negocio propio en cualquier lugar del mundo, tengo que decir que en Cuba además agregaría una creatividad impresionante y un ejemplo de lucha que me ayudaron a comprobar que aunque las condiciones dadas no sean las más sencillas, si se quiere, se puede.salon-barberia-cuba

Claramente al ser un país con un bloqueo las limitaciones comerciales se notan mucho por lo cual, el emprendedor o cuentapropista, como ellos lo llaman, debe ingeniárselas bastante para encontrar la manera de abastecerse de productos y materiales para poder trabajar, pero aun así se percibe a simple vista la pasión por lo que hacen y la alegría que caracteriza a este pueblo.

Como todo país latinoamericano que parece que tenemos el cuidado de la estética en nuestro ADN, en Cuba la gente se cuida mucho y les encanta verse bien.  Hecho que nos demuestra que no todo siempre es un tema de dinero.  Con creatividad e intención de poder adaptar cada negocio a los diferentes públicos y presupuestos, se puede desarrollar un emprendimiento de acuerdo a las posibilidades de cada uno.  Como siempre digo, si el presupuesto con el que contamos no es el soñado es el momento de activar la creatividad al máximo para poder comenzar con nuestro proyecto así sea desde lo más pequeñito.

Barberías de La Habana

barberia-la-habana

He visto desde clásicas barberías que podrían ser de una película a excelentes barberos que con un modesto sillón que colocan en la acera de su casa a la hora de atender a sus clientes, hacían maravillas con sus manos.

Con respecto a los lugares de formación me contaron que el estado antes tenía una escuela que ya no existe, hay algunos lugares privados donde se puede estudiar, pero como los cubanos son muy emprendedores y nada los frena, muchos profesionales de la estética aprenden de manera autodidacta o con la ayuda de algún experto que les transmite el conocimiento y los ayuda a desarrollar una profesión de a poco.

Barberos Cubanos

Como me contó Damaso Santa Cruz un barbero que tiene más de 26 años de experiencia, el sí estudio en la escuela que tenía el estado, tiene una de las barberías tradicionales más populares de La Habana “La Barbería San Rafael” la cual posee mucho encanto y una constante afluencia de clientes, en ella trabajan 6 profesionales junto con él, que honestamente pude ver, que su trabajo es excelente. Ofrecen servicio de barbería, hay una peluquera y manicuria.

barbero-cubano

En otra de las barberías tradicionales “El Salón Rojo” conocí a Yamir Menendez, un barbero que si bien tiene 2 años de experiencia se puede ver que definitivamente eso es lo suyo, sus diseños son muy originales y su técnica impecable.  Puede llegar a realizar entre 20 y 50 cortes al día, logrando cada uno en aproximadamente 20 minutos, todo un maestro de la barbería.  En el Salón Rojo además de los servicios de barbería que es el más característicos ofrecen limpieza de cutis y servicios de peluquería como tinte, queratina o planchado de pelo también para damas.

La frecuencia con la que los hombres se cortan el pelo es una vez por semana o cada quince días dependiendo del estilo del corte, por lo que me cuentan además de que les gusta mantener sus cortes impecables, el pelo corto les ayuda a tolerar mejor el calor característico de la isla y el segundo servicio que más utilizan son las limpiezas de cutis, como siempre pasa en el caribe por el clima y sol, en Cuba además son necesarias por los efectos del smog producido principalmente por esos encantadores autos de los años 50 que son un clásico.

Sin duda las barberías además de ser una cita infaltable para los hombres cubanos es un punto de encuentro para compartir con los conocidos y gente del barrio buenos momentos y todos los temas que más disfrutan como deportes, música, la familia, etc, además de refrescarse un poco con el aire acondicionado que siempre tienen y a determinadas horas se agradece para bajar y tolerar mejor las altas temperaturas del caribe.

Manicuria – Nail Art en La Habana

Otro tema aparte en Cuba es la manicuria, este semanicure-la-habanarvicio es furor en la isla, prácticamente todas las cubanas luce unas uñas muy cuidadas las llevan naturales, postizas, acrílicas, gelificadas, pintadas, decoradas con diseños increíbles.  Es uno de los servicios estéticos en el que más invierten dinero seguido de las pestañas, extensiones semipermanentes, postizas enteras, individuales, etcétera y la peluquería, por supuesto. En definitiva las mujeres cubanas van por la vida con sus uñas impecables y sus pestañas abundantes y arqueadas de día y de noche.

Si bien, hay peluquerías y salones convencionales, muchas emprendedoras trabajan en sus casas con sus pequeños salones de uñas muy bien montados en alguna habitación al frente, todas se ven desde la calle, estos lugares están habilitados legalmente y muy bien equipados, suelen ser emprendimientos que generan fuente de trabajo para varias manicuras, que trabajan con dedicación y respeto.salon-manos-la-habana

Las clientas cubanas entienden mucho del tema ya que empiezan a realizarse estos servicios desde niñas, fui testigo en una de ellas de ver como una niña de 8 años se estaba realizando su manicuria, en niños trabajan con productos especiales para no exponerlos a químicos fuertes desde pequeños.

Cuba es un lugar donde además pude ver que, sin intensión de mi parte de menospreciar la importancia de la formación profesional, debido a ciertas cuestiones ya conocidas, recibirla allí no es tan fácil pero sin embargo, muchas cubanas y cubanos se van transmitiendo el conocimiento entre unos y otros y de esa manera logran generarse una profesión con importante salida laboral, muchos de ellos un emprendiendo propio de manera seria y responsable, todos ellos cuentan con habilitación y permisos del estado y reciben sus correspondientes inspecciones sanitarias como en cualquier país del mundo.

Y la magia no termina ahí, como todos sabemos salon-peluqueria-cubaCuba ha comenzando desde hace un tiempo un proceso de apertura en varios aspectos y los cuentapropistas se adaptan y preparan para los cambios.

Y así fue como un día conocí a Papito Valladares y pude comprobar que las personas con ganas de emprender somos muy parecidas aunque pertenezcamos a diferentes países y que en el fondo de eso se trata, de soñar, intentar hacer, trabajar en equipo y salir para adelante.

El Proyecto ARTECORTE

Gilberto Valladares, mejor conocido como “Papito” es sin duda un ejemplo a seguir no solo en Cuba, sino que en el mundo.

En sus comienzos un niño de La Habana, con una infancia y juventud un poco conflictiva y dura ya que le toco crecer prácticamente solo y pasar por muchas necesidades, un día decide a acercarse al mundo de la barbería principalmente para alejarse de los problemas y como el mismo lo cuenta, evitar la posibilidad de algún día terminar preso.

Y ahí fue donde él pudo descubrir que esta profesión cambiaría su vida y así lo fue, Papito se convirtió en uno de los mejores de barberos de Cuba y el cambio de vida que produjo no fue solo en él sino que quiso y logro llevar esta magia a mucha otra gente.

Papito hizo de la barbería, arte y empezó a impartir además, clases de barbería para ayudar a otros a cambiar su realidad como paso con él y su sueño no para de crecer desde hace años.

Con el tiempo la oficina del historiador le cedió un espacio donde pudo crear su escuela de barbería y peluquería, ARTECORTE, en ella no solo imparten clases gratuitas para gente de la comunidad sino que también funciona como peluquería y barbería donde todos los días asisten cubanos a atenderse de manera absolutamente gratis por los alumnos.

El Callejón de los Peluqueros

Él es una persona muy cercana, humilde y de gran carisma que incentivó además a la gente del barrio a trabajar juntos para mejorarlo y convirtieron una calle casi abandonada de La Habana en lo que hoy hasta los turistas conocen como “el callejón de los peluqueros”, esta calle hoy es una de las más lindas que no solo se embelleció sino que creció económicamente ya que con el cambio en ella se instalaron restaurantes y otros comercios.

Pero la generosidad de Papito no tiene límites, su proyecto de desarrollo integral comunitario es responsable también de generar todo el tiempo nuevas iniciativas y emprendimientos para mejorar su comunidad comoSalon-artecorte-cuba

  • El Salón de Belleza ARTECORTE que es un Museo Vivo de la Peluquería y Barbería
  • Cursos de Bartenders para jóvenes con el apoyo de Havana Club.
  • Un parque infantil temático el “BARBER PARQUE” como centro cultural para los niños de la comunidad sostenido por emprendedores (egresados de la escuela de ARTECORTE) y la oficina del historiador. Situado en frente al Museo de la Revolución.
  • Diferentes talleres para niños y adolescentes de peluquería, pintura, arqueología, deportes, baile, entre otros.
  • Actividades con el adulto mayor, atención a la casa de los abuelos “Nueva Vida” y al comedor del sistema de atención a la familia.
  • Promoción de la participación, taller comunitario anual sobre manejo y gestión barrial. Generando integración entre la comunidad, el sector estatal, privado, religioso y cultural.
  • Diferentes actividades culturales, medioambientales.
  • Fomento de emprendimientos locales solidarios

escuela-peluqueria-artecorte

Y como si todo esto fuera poco, Papito también me contó, en nuestro encuentro, los próximos proyectos que están desarrollando.

  • El premio de Restauración y Conservación Comunitaria.
  • Señalización de los sitios históricos del barrio.
  • Boletín Cultural del Barrio NOTIPELO.
  • Museo Vivo de las Cajas Registradoras.
  • Museo Vivo de la historia del Barrio.
  • Escuela de Cosmetología, en la cual me invitó a participar y encantada de hacerlo estoy.

Papito fue uno de los emprendedores que se reunieron con el presidente de los Estados Unidos Barack Obama en su histórica visita a Cuba, donde tuvo la oportunidad de comentarle a Obama una frase que creo describe su obra. “Sé que el mundo no lo voy a arreglar, pero el pedacito donde vivo si”

En conclusión, de mi paso por La Habana me lleve muchas anécdotas, aprendizajes e inspiración para seguir creyendo que con esfuerzo, pasión por lo que uno hace y constancia, sin duda, uno logra realizar tarde temprano lo que muchas veces comienza como un sueño.

A seguir para adelante, emprendedores!

Espero que mi post te haya servido, no dudes en contactarme si tienes alguna duda o quieres contarme tu proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s